¿Por qué te abates, oh alma mía, Y te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he

You may also like...